Animales

Por qué los perros inclinan la cabeza cuando les hablamos?

Pin
Send
Share
Send
Send


A pesar de que el perro es el mejor amigo del hombre, aún no se llega a conocer el verdadero motivo de este gesto pero hay varias hipótesis para ello.

Existe un gesto muy tierno y adorable que realizan los perros, sobre todo cuando sus dueños les hablan o escuchan algún ruido extraño. Éste consiste en inclinar la cabeza hacía un lado, pareciendo que nos entiende cuando les hablamos o que nos presta atención. Cuando nuestra mascota hace este tipo de gesto, nos produce un exceso de ternura y seguimos la conversación con él como si de un igual se tratara, pero, ¿De verdad está escuchando lo que le decimos?

Científicamente no está claro que esto sea así, pero en real >

Para escucharnos mejor

Este gesto se produce porque le hablamos al perro o le decimos alguna palabra e, instintivamente, él animal inclina la cabeza hacía un lado mientras nos mira. Resulta muy tierno y algunos dueños se emocionan muchísimo cuando lo hacen porque sientes que su mascota les están escuchando realmente y entendiesen su conversación. Desde luego fascina a lo expertos que estudian a estos amigos peludos, pero no se sabe exactamente el porqué de esta postura. En este aspecto, los profesionales y especialistas en comportamiento canino no saben exactamente cuál puede ser la explicación, aunque si tienen algunas hipótesis que podrían cuadrar y entender este entrañable gesto.

La primera de las hipótesis no es que nuestro perro esté exactamente entendiendo lo que le decimos, pero si se baraja la posibilidad de que quizá, al ladear la cabeza, abre más su espacio auditivo e intenta escuchar mejor lo que su dueño tiene que decirle. Teniendo en cuenta que los canes son capaces de reconocer cerca de 165 palabras humanas, no sería un error pensar que cuando realizan este movimiento distingan mejor algunas de las expresiones que los humanos intentamos decirles.

Aunque, también se podría llegar a pensar en el hecho de que no es precisamente que nos entiendan, si no que los perros asocian palabras o movimientos con diferentes tipos de hechos. Si ven la correa saben que van a la calle, si mueves el brazo lo asocian a que le lanzas la pelota, si escuchan una palabra en concreto puede que lo asocien con comer, salir o sentarse, es por eso que también pueden hacerlo por recibir algún tipo de premio o porque de alguna manera, su dueño lo ha reforzado positivamente, ya que al hacerlo nos resulta bonito y agradable.

Para vernos mejor

Otra hipótesis consiste en el que nuestra mascota lo hace para aumentar su campo de visión y vernos mejor, sobre todo porque facilita la visión de nuestra boca. El motivo es que el hocico reduce su visibilidad frontal, es decir, en una posición neutra el perro no ve la zona inferior de nuestra cara, por su hocico largo se produce un punto ciego en este sentido.

Según en investigador Stanley Coren, miembro de la Asociación Americana de Psicología, nos invita a que cualquier persona realice un experimento que le permitirá confirmarlo. Si colocas la nariz dentro de tu mano enrollada en forma de puño, esto permitirá que veamos el mundo como si tuviéramos hocico, si nos ponemos en frente de una persona que habla, se reducirá la visibilidad de su cara. Pero si ladeas la cabeza igual que haría un perro, entonces crecería el campo de visión y sería mucho más fácil verle la boca. Sin embargo, este experimento tiene sus defectos, y es que no todos los perros tienen el mismo hocico y los que los tienen chatos o son braquiocefálicos, como por ejemplo el bulldogs o el bóxer, no realizan tanto este gesto porque nos ven mucho mejor y no necesitan inclinarse.

Problemas en el oído

Es verdad que es un comportamiento generalizado en perros, pero hay que ser muy precavidos y estar atentos, ya que también puede venir acompañado de alguna señal de enfermedad. Es importante tener en cuenta la siguiente sintomatología:

1. Si el animal está irritable y mueve demasiado la cabeza. Si la inclina de vez en cuanto no pasa nada, pero si lo hace con demasiada frecuencia, independientemente de que le hablemos o no, puede venir de algo más grave.

2. Es bueno revisarles los oídos de vez en cuando, y si en algún momento se ve irritación en la parte rosada que hay en la zona interna de la oreja, es que puede estar padeciendo algún tipo de infección.

3. También puede pasar, que por mucho que le limpies la cera del oído, sigue teniendo una acumulación muy excesiva, quizá necesite una limpieza más profunda para evitar una otitis más adelante.

4.Si las orejas le sangran, le ves protuberancias o alguna otra clase de anomalía, llévalo al veterinario para que le haga una revisión mucho más exhaustiva, algo no anda bien.

5.Cuando camina en círculos o parece desorientado, esto puede referir algún tipo de pérdida de equilibrio, que por lo general viene de los oídos.

6.Si presenta muestras claras de dolor en las orejas o la cabeza, quizá porque se rasca mucho con las patitas mientras se queja o lloriquea al mismo tiempo.

7. Algo que sería ya más grave es que no nos atienda o no hiciera caso al llamarles, podría tratarse de una pérdida de parcial o total de la capacidad auditiva.

En cualquiera de estos casos tratados anteriormente, es imprescindible llevar al perro al veterinario de confianza rápidamente, ya que puede tener algún tipo de enfermedad auditiva, y será necesario analizarlo a fondo y ponerle en tratamiento lo antes posible, ya que puede estar sufriendo otitis, o quizá sea una simple inflamación o algo congénito que no se habría previsto antes.

¿Por qué los perros inclinan la cabeza cuando les hablamos?

Hablamos con el perro y, de pronto, el peludo amigo ladea su cabeza. La escena no extrañará a quienes han convivido con un can. Este gesto resulta adorable y entrañable a partes iguales. Intriga a los amantes de los animales y fascina a los expertos. Pero, ¿por qué el perro inclina la cabeza cuando le hablamos?

Seis de cada diez perros inclinan la cabeza cuando les hablamos como un gesto normal, y el porcentaje crece en canes de hocico grande

Los especialistas en comportamiento canino no se ponen de acuerdo, pero sí arrojan algunas hipótesis plausibles para entender este agradable gesto, que consigue miles de visitas en YouTube. ¿Quién no ha visto aún el entrañable vídeo con cuatro perros carlinos que inclinan la cabeza cuando su dueño les habla? La grabación ha conseguido, por el momento, nada menos que cerca de cuatro millones de reproducciones.

¿El can ladea la cabeza para entendernos mejor?

Algunos expertos sugieren que los canes inclinan la cabeza con el fin de escuchar mejor lo que les decimos. Esta teoría es la que sostiene, entre otros, la psicóloga experta en canes Alexandra Horowitz, autora de 'En la mente del perro' (RBA, 2011). En otras palabras, el peludo amigo movería su cabeza para adaptar sus pabellones externos del oído a la dirección de nuestra voz y, de este modo, escucharnos mejor.

Los canes reconocen cerca de 165 palabras humanas (algunos más) y son capaces de contar hasta cinco, concluyen investigaciones recientes. Entonces, no sería extraño que ladeen la cabeza para distinguir mejor algunos de estos vocablos y expresiones claves del idioma humano, como "¡Es la hora de la comida!" o "¿Quieres salir a la calle?".

Los perros inclinan la cabeza cuando les hablamos para distinguir palabras, pero también porque el hocico les impide ver nuestra boca en su posición normal

"Cuando un perro inclina la cabeza trata de identificar palabras y entonaciones familiares, que el animal asocia a determinadas actividades, como salir al parque u obtener un premio comestible", defiende, por su parte, el etólogo canino Steven Lindsay, autor de 'Manual de Comportamiento Canino Aplicado y Entrenamiento' (Wiley-Blackwel, 2000).

El adorable gesto, además, no suele tardar en causar efecto positivo en su interlocutor. ¿Quién no puede resistirse ante la cautivadora estampa de un perro que nos mira con semejante expresión de atención? Esto explicaría, en consecuencia, que el animal no dude en repetirlo: las recompensas y muestras de cariño obtenidas por parte de su amigo de dos piernas son un atractivo aliciente y, además, un acicate que fortalece la comunicación entre canes y personas.

Los perros inclinan la cabeza para vernos mejor

Sin embargo, no todos los expertos comparten estas explicaciones del embaucador ademán canino. El investigador Stanley Coren, de la Universidad de British Columbia (Canadá), opina que, ante todo, "los perros inclinan la cabeza cuando les hablamos porque este gesto facilita su visión de nuestra boca". ¿Cuál es la razón? El hocico reduce la visibilidad frontal del animal y, en concreto, en su posición habitual el can no ve la zona inferior de nuestro rostro: es decir, la boca de su interlocutor.

"Cualquiera de nosotros puede experimentarlo: pruebe a colocar su nariz dentro de su mano enrollada en forma de puño, eso le permitirá ver el mundo del mismo modo que un perro con hocico", invita Coren, miembro de la Asociación Americana de Psicología. Una vez realizado este intento frente a una persona que habla, no es difícil entender cómo la visibilidad de la cara del que habla se reduce. Pero, ¿qué ocurre si uno ladea su cabeza, igual que haría un perro mientras le hablamos? Entonces, ¡el campo de visión crece y es más difícil perder de vista la boca de quien charla!

Este científico apoya su versión con un experimento, realizado con 582 canes. Sus dueños fueron preguntados acerca de los ladeos de cabeza de sus peludos compañeros. ¿Cuáles fueron los resultados? El 60% de los perros mueve su cabeza de forma habitual cuando las personas les hablamos.

Pero este dato tiene sus matices, en función del tamaño del hocico. Siete de cada diez canes con hocicos grandes (peores para la visión, por su mayor longitud) inclinan su cabeza de manera habitual cuando sus dueños hablan con ellos. Esta es una cifra superior a la de sus compañeros chatos o braquiocefálicos, como el bulldog o bóxer (el 50%). ¿El motivo? Para estos peludos amigos, sin hocico largo, es más sencillo leer nuestros labios sin inclinar tanto la cabeza.

Tu perro ladea la cabeza para escucharte mejor

No es un secreto que el oído de los perros está mucho más desarrollado que el del ser humano, por lo que son capaces de percibir mayor cantidad defrecuencias sonoras, muchas de las cuales nosotros ni siquiera notamos.

Apoyándose en esto, algunos investigadores sostienen que el perro ladea la cabeza cuando le hablas para ubicar sus orejas de tal forma que pueda percibir mejor los sonidos que emites. Ahora bien, ¿por qué querría hacer esto? Aunque no puede entender lo que dices, se ha comprobado que los perros reconocen alrededor de 200 palabras del vocabulario humano, entre ellas los comandos y las instrucciones que le has enseñado y aquellas que relaciona con refuerzos positivos. Así que, cuando le hablas, quizá está esperando escuchar que saldrá de paseo, que recibirá una rica recompensa o incluso que le llamas la atención por algo que está haciendo en ese momento, pues además de la palabra también analiza la entonación que usas para dirigirte a él.

Necesita verte

Desde pequeño el perro se habitúa a mirar hacia arriba cuando está contigo, buscando siempre tu cara y tus expresiones faciales, que le ayudan a identificar lo que esperas de él y tu estado de ánimo. Así pues, una de las teorías sobre por qué los perros ladean la cabeza cuando los hablamos se centra en este hecho para tratar de explicar dicho fenómeno, postulando que para algunas razas, debido a su fisionomía, les sería difícil mirar a los humanos de frente, por lo que al inclinar la cabeza tendrían una visión completa de nuestro rostro.

¿En qué casos esta suposición sería válida? Pues en aquellas razas caracterizadas por un hocico largo, el cual impide al perro tener una visión completa de tu cara cuando te mira de frente, ladeando su cabeza para no perderse ningún gesto y tener más oportunidad de interpretar lo que dices.

¿Sufre alguna molestia?

En ocasiones, el gesto de ladear la cabeza puede deberse a que el perro sufre alguna enfermedad del oído, de manera que la giraría como una forma de buscar alivio ante la molestia que siente, que por lo general es prurito o dolor. Por supuesto, cuando este es el motivo el perro no gira la cabeza una vez, sino muchas y de manera seguida, por lo que no es difícil de detectar. Además, viene acompañado de distintos signos, como enrojecimiento del pabellón de la oreja, costras o acumulación de cera anormal, entre otros. Así, si sospechas que esta podría ser la causa, no lo dudes y acude al veterinario.

Por otro lado, un perro que estásordode un oído ladeará la cabeza para tratar de escucharte mejor, así que es una posibilidad que también debes tornar en cuenta a la hora de descartar por qué tu perro gira la cabeza cuando le hablas.

Es un comportamiento condicionado

Los perros aprendende nosotros muchas cosas, y sobre todo aprenden cuáles son las cosas que nos complacen y que aportan alguna recompensa para ellos. Si cuando tu perro ladea la cabeza te produce tanta ternura que te acercas a abrazarlo y le haces miles de mimos, es normal que repita el gesto para conseguir la misma atención, que es agradable para él.

Aunque son varios los motivos que pueden llevar a tu perro a girar la cabeza cuando le hablas, el can puede tener este comportamiento por un cómputo de algunos, o por uno solo, de manera que es posible que pretenda escucharte mejor y, a la par, ganarse esas caricias que tanto le gustan.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué los perros giran la cabeza cuando les hablas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Pin
Send
Share
Send
Send