Animales

A mi cobaya se le cae el pelo: ¿cuál es la razón?

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Por qué mi cobaya no come? Las cobayas como mascota, por lo general tienen buen apetito, pero hay ciertas ocasiones en las que pueden perderlo. Puede ser debido a algún problema o enfermedad, a que no es la comida apropiada o falla algo en su entorno… ¡Hay muchas razones posibles! Desde luego, si tu cobaya se niega a comer, es que algo no va bien y debes hacer algo al respecto. ¡Hablamos de ello!

1. Le han crecido demasiado los dientes

Como ocurre con otros roedores, los dientes de las cobayas nunca dejan de crecer, por eso necesitan limarlos constantemente. Si por el motivo que sea no se los ha limado últimamente, es posible que le hayan crecido más de lo necesario.

Los dientes demasiado largos dificultan, y a veces incluso impiden la ingesta de alimentos. Hacen heridas en la boca y pueden llegar hasta a salirse por fuera. Si esto ha ocurrido, es importante acudir al veterinario cuanto antes para que pueda limarlos, si no, tu cobaya no podrá comer.

2. Acumulación de sarro

Si se acumula demasiado sarro, esto puede provocar molestias a tu cobaya. De hecho, si es una acumulación muy excesiva, puede llegar a producir infecciones y otros problemas bucales más graves. Si ocurre, debes llevarla al veterinario para que le haga una limpieza bucal.

El sarro se puede evitar, al menos en parte. Existen alimentos específicos que ayudan a reducirlo. Lo importante es evitar que produzca problemas que impidan que coma.

3. Obstrucción gastrointestinal

Los problemas gastrointestinales como los gases, obstrucciones por objetos extraños o el estreñimiento pueden hacer que tu cobaya se encuentre mal y pierda el apetito. En casos graves, si el dolor es muy fuerte, a veces incluso dejan de moverse.

Si sospechas que tu cobaya podría estar sufriendo una obstrucción de este tipo, debes llevarla al veterinario cuanto antes. Allí le harán las pruebas necesarias y le pondrán un tratamiento para solucionarlo.

4. Falta de vitamina C

La vitamina C es muy importante para las cobayas, pero ellas no son capaces de producirla de forma natural, por lo que debemos dársela nosotros en la dieta. El escorbuto o falta de vitamina C en estos animales es bastante frecuente. Si es el caso de tu cobaya, además de falta de hambre presentará otros síntomas, como:

  • Inmovilidad
  • Sangrado de encías
  • Hinchazón
  • Debilidad
  • Anorexia si es muy grave

Un caso muy avanzado de escorbuto puede matar a tu cobaya. Por eso, al mínimo síntoma, ¡al veterinario! Para evitar que ocurra, recuerda que debes darle tú la vitamina C regularmente por medio de frutas y verduras.

5. Dieta inapropiada

Una de las razones más habituales por las que una cobaya no come es que la comida que se le ofrece no es la más adecuada. Recuerda que no sólo debes darle pienso, heno y semillas, sino también vegetales frescos para completar la ingesta de vitaminas y fibra. Procura también que siempre esté bien hidratada.

Si no recibe los nutrientes que necesita, tu cobaya poco a poco se irá debilitando y llegará un punto en el que dejará de comer. Consulta a tu veterinario para encontrar la dieta idónea para tu cobaya.

6. Infección respiratoria

Las infecciones respiratorias en cobayas también pueden hacer que dejen de comer. Por lo general, la mayoría de ellas se deben a una complicación en una pulmonía o resfriado, pero también hay infecciones por enfermedades más graves. La dificultad para respirar hace que se agoten y se fatiguen mucho, por eso dejan de comer.

En estos casos, es recomendable dar de comer papilla a tu cobaya, es fácil de tragar y favorece la hidratación. Si tu cobaya no puede respirar, ¡llévala al veterinario lo antes posible!

Evita exponer a tu cobaya a corrientes de aire frío o dejarla mojada mucho tiempo, esto multiplica las posibilidades de desarrollar infecciones respiratorias.

7. Desequilibrios emocionales

Aunque a veces cueste creerlo, la mayoría de las mascotas pueden sufrir, en determinadas circunstancias, estrés, ansiedad, tristeza…igual que nosotros. Si tu cobaya no come, una de las cosas que debes valorar es su entorno y la situación general. ¿Está pasando por un momento complicado o está en una situación inapropiada? Por ejemplo, el exceso de ruidos, la falta de higiene o la muerte de un compañero pueden hacer que una cobaya tenga sentimientos negativos de muchos tipos.

Perder el apetito en situaciones adversas es bastante normal, ¡también para las cobayas!

Qué hago si mi cobaya no come

Como hemos dicho en la mayoría de casos anteriores, si sabes o sospechas que tu cobaya no come porque tiene alguna enfermedad o problema físico, es muy importante que la lleves al veterinario. Además de que su salud está comprometida, el hecho de que no coma es especialmente peligroso, si está enferma, probablemente no vuelva a comer hasta que se sienta mejor, por eso es importantísimo saber qué le ocurre y empezar el tratamiento cuanto antes.

Si se trata de estrés, ansiedad o pena, intenta cambiar la situación de tu cobaya. Pasa más tiempo con ella si es que pasa demasiado tiempo sola, cambia de lugar su jaula si está en un ambiente ruidoso, sucio o con una temperatura inadecuada… Puede haber mil razones, ¡analiza el entorno y corrige lo que esté mal! Si tienes dudas, un veterinario también puede ayudarte a descubrir qué le ocurre y te dirá cómo cuidar mejor de tu cobaya.

La alimentación es la base de la salud de tu cobaya, si no come, ¡hay que buscar una solución enseguida!

Posibles soluciones

No existe un método eficaz para que las cobayas dejen de perder el pelo si es por culpa del estrés, lo único que se podrá hacer es intentar cambiar su dieta y aportarle más vitamina C para intentar frenar esa caída. En cambio, si es por alguna enfermedad como la sarna (infestación de parásitos) o la tiña, habrá que llevarla al veterinario para poder comenzar con el tratamiento cuanto antes.

-Tratamiento Sarna. Si se descubre que tiene una infestación de ácaros, habrá que acudir lo antes posible al veterinario para comenzar con el tratamiento. Durante el tratamiento es muy importante que la cobaya mantenga una buena higiene y desinfectar su entorno, además de que deberá ser aislada si se tienen más cobayas en el hogar.

El tratamiento que se llevará a cabo puede variar dependiendo de la sarna y también será relativamente sencillo el tratamiento si se ha detectado a tiempo. Para llevar a cabo el tratamiento se pueden aplicar inyecciones o tratamientos tópicos específicos para acabar con el parásito, todo depende de lo que recomiende el veterinario para nuestra cobaya. A esto hay que sumarle los antibióticos que deberá tomar el animal en caso de que haya infecciones secundarias por culpa de los parásitos. También se deberá lavar con un champú específico a la cobaya y se deberán tener revisiones y controles periódicos en el veterinario.

-Tratamiento Tiña. Durante unas cuantas semanas nuestra cobaya tendrá que tomar por vía oral un tratamiento antifúngico. Aunque dependiendo de la gravedad y de la extensión de la tiña por el cuerpo del animal, puede ser que con un simple tratamiento tópico sea más que suficiente. Además, es habitual que te recomienden en el veterinario darle más vitaminas y otros complementos para reforzar al máximo las defensas del animal durante el tratamiento. Y hay que tener en cuenta que si se tienen diversas cobayas habrá que aislar a la que sufre tiña, ya que es una enfermedad altamente contagiosa, incluso para los humanos, así que habrá que tener cuidado con la mascota enferma.

¿Cómo saber si mi cobaya está triste?

Es habitual que ante la aparición de ciertos síntomas nos planteemos que nuestra cobaya pueda estar triste o deprimida, sin embargo, es importante resaltar que muchos de ellos pueden confundirse con síntomas de enfermedad facilmente, por lo que siempre será conveniente visitar a un veterinario especializado y asegurar que el comportamiento de la cobaya no se debe a patologías propias de la especie.

Si somos tutores experimentados en la tenencia de cobayas, sabremos reconocer fácilmente los signos que indican que está feliz, como los saltos de excitación, la predisposición por el agua, los ruidos afectuosos o la necesidad de relacionarse con otros miembros de su especie. Recordemos que se trata de animales gregarios, que necesitan poder interactuar para disfrutar de un estado de bienestar.

Por otro lado, los ruidos sordos, relacionados con el miedo y el estrés, los lloriqueos y los chillidos de descontento o de peligro inminente están indicando que nuestra cobaya no se siente cómoda. Pero, ¿cómo reconocer que, efectivamente, nuestra cobaya esta triste?

Síntomas de una cobaya triste o enferma

A continuación te mostramos los síntomas más característicos de una cobaya triste o enferma:

  • Inactividad
  • Chillidos y lloros
  • Ruidos anormales
  • Falta de apetito
  • Falta de interacción
  • Estrés
  • Miedo
  • Agresividad
  • Se esconde
  • Decaimiento
  • Debilidad
  • Aburrimiento
  • Falta de aseo
  • Bebe en exceso
  • Estereotipias
  • Postura encorvada

¿Por qué mi cobaya está triste?

Si has reconocido uno o varios de los síntomas de los que te hemos mostrado anteriormente, será fundamental prestar atención las causas comunes que pueden provocar que nuestro cuyo esté triste:

  • Estrés y ansiedad: este tipo de problemas se manifiestan mediante las estereotipias (comportamientos repetitivos y constantes) que pueden ser muy variables. Algunos ejemplos pueden ser la ingesta compulsiva de agua, los movimientos en círculos o un "juego" constante con alguno de sus utensilios básicos, como el bebedero o el comedero. Puede estar causado por un entorno sucio, pequeño, por falta de atención.
  • Miedo y agresividad: aunque no son especialmente frecuentes, este tipo de conductas, dirigidas hacia nosotros o hacia otros animales, pueden hacer sospechar que el animal padece alguna patología, que puede estar causando dolor. Observaremos que el animal "se congela", se mantiene inactivo y escondido o que hace ruidos extraños (como chillidos y lloros). Este tipo de comportamiento también es común en animales recién adoptados, que se sienten amenazados en su nuevo entorno, aunque también puede ocurrir ante un mal manejo por parte del cuidador, especialmente si incluye castigos y gritos.
  • Pérdida de una cobaya amiga: muchas personas se preguntan si las cobayas mueren de pena, puesto que el fallecimiento de un un cuy familiar o amigo suele generar apatía, falta de interacción y tristeza.
  • Falta de estimulación: las cobayas son animales inteligentes y activos, por ese motivo, la falta de socialización, un entorno deficiente o la poca variedad de elementos pueden causar apatía, aburrimiento y tristeza. Observaremos decaimiento y que el animal se mantiene inactivo la mayor parte del tiempo.
  • Enfermedades y otros: existen múltiples patologías y trastornos que pueden provocar síntomas anormales en nuestra cobaya y que pueden ser fácilmente confundidos por episodios de tristeza y depresión.

A continuación te explicaremos qué pasos debes seguir para asegurar el buen estado de salud y bienestar de tu cobaya, sigue nuestros consejos y recomendaciones.

1.- Son muy Amigables

Las personas que no han estado cerca de una cobaya a menudo no creen esto. Pero estos pequeños animales son realmente muy amigables. Además reconocen y responden a sus propietarios . Muchos chillan con deleite cuando ven a sus dueños. O tratan de subir por los lados de su jaula para saludarlos. Son tan interactivos y amigables como los perros y gatos. Las cobayas suelen crear importantes vínculos amorosos con sus dueños. Esto quiere decir que no te sentirás solo si decides llevar a uno de estos pequeños a casa

Además son maravillosas mascotas para los más pequeños de la casa. No son tan frágiles como los conejos y generalmente son menos asustadizos que los roedores más pequeños como los hámsters. Las cobayas son mascotas maravillosas para los niños en edad primaria y mayores . Pero recuerde, los niños más pequeños siempre deben ser supervisados alrededor de las cobayas, al igual que con cualquier otra mascota. Si buscas buenas razones para tener una cobaya como mascota, esta es de no perderse.

1. Lleva a tu cobaya al veterinario

Especialmente si observas que tu cobaya está rara y que además no come, ni bebe ni se mueve, acude a tu veterinario de inmediato. Las cobayas necesitan ingerir heno de calidad para mantener su sistema digestivo activo, por ese motivo, la falta de ingesta de alimento es una señal de alarma que indica que debemos visitar a un especialista cuanto antes, pues la vida del cuy puede estar en riesgo.

Si estás preocupado y crees que los síntomas que observas pueden deberse a una patología, te animamos a visitar nuestro artículo y descubrir cómo saber si una cobaya está enferma. También puede ser interesante que, en caso de inactividad visites el artículo acerca de falta de actividad y temblores en las cobayas.

Las enfermedades más comunes de las cobayas son:

  • Diarrea
  • Escorbuto
  • Abscesos
  • Parásitos
  • Golpe de calor
  • Cuerpos extraños
  • Displasia de cadera
  • Enfermedad del vals
  • Sordera
  • Etc.

Es importante resaltar que algunas patologías, como el golpe de calor o la diarrea, pueden resultar mortales si no se detectan y tratan a tiempo. Además, las cobayas no siempre muestran de forma evidente sus dolencias, por lo que podemos encontrarnos ante una patología grave en sus últimas etapas.

En cualquier caso, siempre es aconsejable descartar un problema de salud visitando a un veterinario, antes de enfocar la depresión o la tristeza como problemas del comportamiento.

2.- Son fáciles de cuidar

Las cobayas requieren muy poco mantenimiento. Necesitan agua fresca, heno, pellets secos, y vegetales. Su jaula necesita ser limpiada una vez cada 1-2 semanas y es muy fácil de limpiar. Una opción aún más fácil sería tener una jaula hecha de rejillas y coroplast con vellón como ropa de cama. El uso de lana como ropa de cama es una opción muy fácil que se destina a las cobayas específicamente.

Por lo general, las cobayas no necesitan ser castrados o esterilizadas, a menos que planees tener más de una en un mismo hábitat. Esto significa que los costos del veterinario son mínimos, a menos que su mascota se enferme. No necesitan ser bañados a menudo en absoluto, de hecho no deben ser bañados más de una o dos veces al año. No necesitan ser acicalados a menos que tengan el pelo largo. Pero si necesitarán sus dientes sean recortados cuando mucho una vez cada 3 semanas. Lo sencillo de su cuidado es una de las mejores razones para tener una cobaya como mascota.

3.- No son destructivas

Una cosa muy buena acerca de las cobayas, es que no van a destruir tu casa! Son mucho menos propensas a masticar muebles, y nunca tendrás que preocuparte porque arañen la alfombra. Va junto con la razón por la que no muerden. Simplemente no les importa , y son demasiado curiosos y miedosos de hacer cualquier cosa. Sería difícil no descubrir a una cobaya antes de que esté a punto de hacer algo destructivo o loco. No piensan muy rápido y sus acciones son incluso más lentas que sus pensamientos.

Lo peor que harán a tu casa es orinar o hacer caca en el piso. Algunas personas afirman que sus cobayas están entrenadas para usar la caja de arena. Pero en su mayor parte es una lotería el éxito o el fracaso con este tipo de entrenamiento. Ellos lo consiguen o no lo hacen, y la mayoría no lo hace. Al darles tiempo de estar en el suelo es una buena idea poner algo abajo del área. Como vellón o toallas para evitar accidentes. Si buscas razones para tener una cobaya como mascota, qué mejor que poder mantener tu casa presentable para las visitas!

2. Tiempo de adaptación de la cobaya

Si acabas de adoptar a tu cobaya puede que se muestre deprimida y triste debido a la separación de sus anteriores cuidadores y/o cobayas amigas. Este comportamiento es muy habitual en los cuy y lo más importante será tener paciencia e intentar relacionarnos con ella poco a poco y de forma calmada. Estos animales detestan los gritos, la excitación excesiva y el trato brusco, pues solo hacen que provocar estrés y miedo en el animal.

Es fundamental que prepares adecuadamente la jaula de una cobaya siguiendo nuestros consejos, de acuerdo con los estándares de bienestar animal, y asegurar que en todo momento tiene acceso a sus utensilios básicos: espacio, alimento, agua, escondites, cobayas amigas, juguetes.

Los primeros días de una cobaya en casa debemos dejarle espacio y procurarle tranquilidad. Si somos afectuosos, tranquilos y constantes el tiempo de adaptación de la cobaya puede situarse entre pocas semanas y varios meses.

4.- Son baratas

Otra gran cosa acerca de las cobayas es que pueden ser adoptadas por un precio muy razonable. Se pueden comprar en tiendas de mascotas por precios diferentes, pero nunca se gastan grandes cantidades en un conejillo de indias.

Sin embargo es una >elegir adoptar una cobaya en lugar de comprar una en una tienda de mascotas. Hay muchas de estas mascotas huérfanas por ahí en los refugios que probablemente han sido manejados más y han sido definitivamente más cuidados.

Como he mencionado antes, no habrá demasiadas visitas de veterinario con una cobaya. Las jaulas pueden ser de bajo costo si usted sabe lo que está buscando. Una gran opción para la jaula es construir una tu mismo. Puedo garantizar que cualquier jaula en una tienda de mascotas será demasiado cara y demasiado pequeña para cualquier cobaya adulta. Por el precio que pagas por una jaula grande en una tienda puedes construir una jaula que sea 4 veces el tamaño .

Los precios de los alimentos varían dependiendo de cuánto se preocupan por la calidad de su comida. Los pellets son un alimento de muy alta calidad y que generalmente no contiene ingredientes adicionales que no sean buenos. Otros alimentos regulares se pueden conseguir por una fracción del precio. El heno de Timothy se puede comprar en una tienda. O puede tratar de comprarlo a un granjero local que se asegure de que no sea dañino de ninguna manera.

La ropa de cama puede ser la parte más cara de tener una cobaya, pero hay maneras de solucionarlo. El uso de vellón como ropa de cama reduce los costos inmensamente. En lugar de comprar bolsa tras bolsa de virutas de madera, ahorra dinero tirando unas pocas toallas y una yarda de lana en el lavado en su lugar.

En general, una vez que usted tiene su mascota establecida en su nueva casa, el costo para mantenerlos vivos y bien es bastante bajo. Esto varía dependiendo de cuántas cobayas tengas y qué tan rápido comen!

3. La alimentación de una cobaya

Ofrecer una alimentación adaptada a cada etapa es fundamental para asegurar un óptimo desarrollo y estado de salud. Debe disponer siempre de agua fresca y limpia, que renovaremos de forma regular alrededor de dos veces al día, heno fresco de calidad y, junto a las raciones de pellets indicadas según la etapa, añadiremos también raciones de hierbas, frutas y verduras recomendadas para las cobayas, fundamental para el aporte de vitamina C.

Supervisa de forma regular su espacio para asegurar que está limpio y que los alimentos disponibles son frescos, además, deberemos estar seguros de que la cantidad de comida diaria de la cobaya es la adecuada, pues el sobrepeso influye también en su comportamiento, provocando malestar y apatía.

5.- Viven una buena vida

Para ser pequeños animales, las cobayas pueden vivir una v >4-7 años . Estas mascotas no son tan probables de ser encontradas sorprendentemente muertas después de menos de un año. Es bastante seguro asumir que tendrá un amigo por lo menos por 3-4 años, teniendo en cuenta que tan bien cuidas de ellos.

Los hámsters pueden vivir unos 2-3 años, lo cual es bastante bueno. Pero no hay tanta estabil >ólo viven unos pocos años . Esto se debe a que son muy propensos a enfermedades y males genéticos.

Creo que la v >es bastante buena . No es muy poco tiempo para que no aprendas a conocerlo lo suficiente. Pero tampoco es demasiado como para que te canses o quieras probar otra cosa.

Podríamos darte muchas más, pero estas son las principales razones para tener una cobaya como mascota. Son animales amorosos y sensibles, cariñosos y juguetones. No requieren una enorme cantidad de tiempo de atención ni de dinero. Además, si tienes niños, son una excelente elección como primera mascota familiar.

4. Enriquecimiento, juegos y bienestar

Al margen de cubrir sus necesidades básicas, debes esforzarte por ofrecer un entorno adecuado a tu cuy, empezando por un entorno higiénico y amplio, que le permita ejercitarse de forma natural. Recuerda que además de ser animales gregarios, que disfrutan de la vida en comunidad junto a los de su especie, las cobayas necesitan objetos para masticar y jugar, puesto que son roedores especialmente curiosos y activos.

Si no te es posible adoptar una segunda cobaya para mejorar el bienestar de la tuya, asegúrate de pasar suficiente tiempo con ella, dedicándole varias horas al día que incluyan salir de su entorno y relacionarse directamente contigo. Es muy importante que la animes a ejercitarse de forma regular.

Así mismo, las cobayas necesitan escondites seguros donde refugiarse cuando tengan miedo o quieran descansar. En el mercado encontrarás casetas, tuberías, nidos y todo tipo de elementos que ayudarán a que se sienta más cómoda en el entorno. Puedes rellenarlos con heno seco, por ejemplo. Este punto es especialmente importante si convive con otros animales, como gatos y perros.

Finalmente no olvides que estos animales requieren afecto constante y un entorno calmado. Relaciónate con ella de forma positiva, no la fuerces a hacer lo que no desea y avanza paso a paso para ganarte su confianza. Si aún así pasado un tiempo tu cobaya sigue mostrándose triste o deprimida entonces te animamos a buscar consejo en un veterinario especializado en estos animales.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo ayudar a una cobaya triste?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

VERDURAS FRESCAS Y SNACKS, BÁSICOS PARA LOS DIENTES DE LAS COBAYAS

Todo dueño responsable de una cobaya ha de conocer mínimamente las características de su anatomía. Más allá de los dos dientes delanteros (los más prominentes y que mejor pueden advertirse), lo cierto es que el resto de la boca de la cobaya es un gran desconocido para el común de los mortales que no gozan de conocimientos veterinarios. Sin embargo, y aunque son los cuatro dentículos delanteros los que más cuidados requieren, es importante saber que el resto de los dientes de la cobaya suelen gozar de buena salud hasta bien entrada su vejez.

Debido a que los dientes de la cobaya no dejan de crecer de manera constante, es necesario que estos animales tengan a su disposición con qué limarlos y desgastarlos. Algo que tiene que suceder además de manera simultánea, es decir, que ambos dientes se desgasten a la par, y para lo que una correcta higiene bucal es fundamental.

Olvidémonos a priori de armarnos de cepillo y pasta dentífrica, ¡nada más lejos de lo que necesitan! En realidad, la dentadura de este roedor demanda elementos naturales para poder mantener una correcta higiene. Por un lado, y para ayudarles a ejercitar sus dientes y desgastarlos, nuestra cobaya nos pedirá diariamente frutas y verduras. En concreto, los vegetales de tallo grueso como los puerros son los que mejor contribuyen a poder ejercitar sus dientes (facilitando el desgaste paulatino y equitativo de sus dientes) y, a la vez, mantenerlos lo más sanos, limpios y fuertes posible.

Pero, además de aportarle a nuestra mascota una alimentación natural para roedores, también es importante que nos apoyemos en los snacks específicos para cobayas. Unos realizados con algunos de sus oscuros objetos de deseo (frutas y heno, fundamentalmente) y que no solo colaborarán en su higiene bucal, sino que facilitarán ese pulido dental tan necesario mientras les mantienen entretenidos ejercitando sus fauces.

Por último, un consejo: si detectamos que nuestra cobaya ha perdido alguno de sus dientes (algo que puede suceder cuando roen los barrotes de su jaula), será urgente hacerle una visita al veterinario. Debemos seguir todas las recomendaciones del profesional para mantener a raya la salud bucodental de nuestra mascota.

Y, si cuidamos correctamente los dientes de la cobaya, podremos disfrutarla con bienestar y de la mejor manera: observando su peculiar movimiento de hocico.

Pin
Send
Share
Send
Send