Animales

Mi gato está deprimido, ¿qué le pasa?

Pin
Send
Share
Send
Send


​Los felinos son muy susceptibles a los cambios en el entorno, y ésta es una de las principales causas que puede generar que su carácter se vea repercutido. Un traslado, un cambio de familia, o pasar demasiado tiempo solo, puede provocarle a tu gato desorientación y tristeza.

Los gatos, al contrario de lo que se opina, son animales sociales y afectivos, que necesitan estar en contacto contigo, y poder desarrollar sus rutinas habituales. A veces la llegada de un bebé, la presencia de una nueva mascota en tu hogar, o la pérdida de un ser querido, son motivos suficientes para que tu gato se pueda sentir desplazado, y adopte comportamientos que así lo manifiesten.

Existen dos factores más que pueden explicar estas actitudes. El primer factor está asociado al hecho de que tu gato haya vivido algún episodio traumático que pueda haber alterado su bienestar, generándole estrés o ansiedad. El segundo puede deberse a la presencia de una enfermedad que aún no se ha manifestado mediante otros síntomas. En cualquiera de los dos casos, es importante que acudas al veterinario para que determine las causas, y te ofrezca las soluciones más convenientes.

En el supuesto de que el veterinario descarte una patología, y se incline por motivos de carácter psicológico, te recomendamos que sigas las siguientes pautas para intentar paliar la situación de tu gato triste:

- Los gatos, al igual que los perros u otros animales de compañía, necesitan afecto, dedicación y cariño. Las caricias y los juegos ayudan a fomentar vuestra interacción y a generar un vínculo saludable y feliz.

- Si por determinadas circunstancias no puedes dedicarle todo el tiempo que te gustaría, proporciónale distracciones que fomenten su curiosidad. A veces, una simple caja de cartón o un juguete específico para felinos, puede suponer un reto suficientemente atractivo para que tu gato pase horas entretenido.

- Estimúlalo mediante actividades que le gusten, como poder retozar en algún lugar soleado, dormitar en su rincón preferido, e incluso cepillarlo suavemente para que se sienta más limpio y confortable.

- Sobre todo, evita gritarle o increparlo. Tu tono de voz y la forma de acercarte a él deben ser cordiales y afectuosos para que tu gato perciba que estás cerca de él y quieres ayudarlo.

Si pese a estos consejos tu gato no evoluciona favorablemente, deberás acudir a un veterinario especialista en comportamiento animal (etólogo) para que pueda estudiar sus comportamientos y tratarlos debidamente. Su experiencia, unida a la información que tú le facilites, te ayudarán a que tu mascota puede recuperar su comportamiento habitual.

Por qué mi gato está deprim > (Foto via: notigatos)

Lo más importante para poder curar la depresión a tu gato es entender por qué ha ocurrido. Es necesario identificar la raíz del problema, quizás un acontecimiento o factor externo significativo para tu gato desencadenó esta situación. Las causas más habituales de la depresión en gatos son:

  • Cambios de residencia o familia: ¡las mascotas también notan los cambios! Y de hecho, pueden llegar a verse muy afectados por ellos. Aunque creamos que los gatos son seres muy independientes, sí que llegan a establecer grandes vínculos con su familia y su entorno y pueden verse dolidos si les cambian de hogar.
  • Soledad. Aunque no son tan sociables como los perros, esto no significa que a los gatos les guste estar solos. Si pasan demasiado tiempo sin compañía es muy normal que terminen deprimidos.
  • Malas relaciones en el hogar. ¿Tu gato se lleva especialmente mal con alguno de vosotros? Esta enemistad constante causa estrés y puede hacer que el gato se acabe aislando.
  • Celos. Si has tenido un bebé o recientemente has adoptado a una mascota más, puede que tu minino haya visto que disminuyen las atenciones hacia él, o que un extraño invade su territorio. Los celos también afectan gravemente al estado de ánimo.
  • Enfermedad. Cuando una mascota está enferma, es habitual que esté decaída, sin ganas de nada, muy apática… A nosotros nos pasa igual, ¿no?
  • Estrés y ansiedad. Si le faltan cuidados, vive en un ambiente tenso, se le riñe demasiado… esta situación produce mucha ansiedad en tu gato. Procura darle siempre los mejores cuidados y condiciones de vida para que su bienestar psicológico también sea ideal.
  • Traumas: si tu gato ha pasado por una experiencia traumática, este shock podría también traducirse en una depresión. Lo mejor en estos casos es acudir a un etólogo.

Estas son las causas más habituales por las que los gatos suelen deprimirse. Identificar cuál es tu caso es el primer paso para encontrar una solución al problema, ya que se actúa de forma diferente en todos ellos.

Cómo saber si mi gato está deprimido

Es cierto que, de por sí, los gatos suelen ser animales tranquilos. Esto a veces dificulta detectar los síntomas de depresión, ¡pero está claro que nadie conoce a tu gato mejor que tú! Y existen signos evidentes de depresión como:

  • Apatía
  • Demasiadas horas de sueño
  • Falta de receptividad a los mimos
  • Inactividad
  • Se vuelve asustadizo
  • Cambios repentinos de carácter
  • Aislamiento
  • Falta de apetito
  • No tiene ganas de jugar ni socializar

¿Has detectado en tu gato alguno o varios de estos síntomas? Como ves, son síntomas muy generales relacionados con el comportamiento y el estado de ánimo, por lo que no sólo se aplican a la depresión. Si tu gato se siente así, es también posible que tenga algún otro tipo de enfermedad, o bien una dolencia física. Por lo tanto, si tu gato está en este estado, lo primero que debes hacer es acudir al veterinario para detectar cualquier otro tipo de enfermedad física.

Tratamiento de la depresión en gatos

Se ha confirmado que mi gato tiene depresión, ¿qué hago? Para ayudarle a recuperar su salud mental, puedes hacer lo siguiente:

  • Háblale amablemente. No entenderá lo que dices, pero tu voz le hará sentirse cuidado, querido y seguro. Evita regañarle y dale mucho cariño.
  • Pasa tiempo con tu gato y dale mimos físicos, como caricias y masajes. Sentir el contacto le reconfortará mucho. ¡Hay que evitar que se sienta solo!
  • Dedica al menos media hora cada día a jugar con tu gato. Hazte con algún juguete y haz que se divierta para fomentar su actividad física y estimulación mental.
  • Como es inevitable que en ciertos momentos se quede solo, intenta buscarle un entretenimiento para esos ratos: un juguete, juegos de inteligencia…
  • Haz que se sienta útil: si tu gato te trae un animal que ha cazado, ¡felicítalo y dale un premio! Sabemos que para ti será algo desagradable, pero él no lo entiende así, sino como un regalo que te ofrece.
  • Procura que tu gato salga más afuera y tenga contacto con la naturaleza y el sol, ¡eso levanta mucho el ánimo!
  • Si algún miembro de la familia (humano o animal) ha fallecido, puedes ayudarle a sobrellevar su dolor adoptando una nueva mascota. ¡Tener un nuevo amigo le vendrá bien!
  • Ofrécele como premio hierba gatera. ¡A los gatos les encanta!

La cantidad de cosas que puedes hacer para que tu mascota se sienta mejor es enorme. Nosotros te damos ideas, pero ¡tú conoces bien a tu gato! Encuentra lo que más le gusta, todo lo que le haga sentir bien es bienvenido.

Qué hacer si esto no funciona

¡Mi gato está deprimido y estos cuidados no dan resultado! Si has intentado de todo y sigue igual, puede que tu gato esté sufriendo un caso grave de depresión. En ese caso es posible que necesite medicación, pero esto sólo lo puede decidir un veterinario especialista, así que no dudes en acudir a uno lo antes posible.

Los antidepresivos suelen ser eficaces, pero son un arma de doble filo, estos medicamentos conllevan bastantes efectos secundarios, además de causar adicción. Por eso nunca debes dárselos por tu cuenta, sigue siempre las indicaciones del veterinario y deja que le haga un seguimiento adecuado. ¡No se debe abusar de este tipo de medicamentos!

Es importante que, si tu gato está deprimido, reacciones pronto para empezar a solucionarlo lo antes posible. Cuanto más arraigados esos sentimientos y comportamientos, más difícil será deshacerse de ellos. ¡Le deseamos lo mejor a tu gato!

¿Por qué puede estar triste un gato? - Causas de la depresión en felinos

Existen muchas causas que pueden provocar tristeza o depresión en nuestra mascota, pero para detectar la causa exacta debemos repasar algún factor significativo que haya podido desencadenar este problema emocional. A continuación te explicamos las causas más habituales de la depresión en gatos:

  • Cambio de residencia o de familia: Algunas personas aseguran que los gatos son animales independientes y solitarios, pero ciertamente esto no es así. Los gatos son animales sociables y se sienten muy afectados cuando sucede un cambio de vivienda o se aleja de sus seres queridos.
  • La soledad: Aunque su carácter no sea equiparable al de los perros, los gatos sufren cuando pasan largos períodos de tiempo en soledad. En estos casos es ideal ofrecer juguetes de inteligencia e incluso pensar en adoptar un compañero. El afecto y las muestras de cariño son importantes para el gato.
  • Mala relación con otro miembro del hogar: Una enemistad prolongada o reciente puede provocar que nuestro gato se muestre desconfiado, aislado y sin ganas de pasar el tiempo con nosotros.
  • La llegada del bebé: La llegada del bebé es motivo de felicidad, pero no siempre lo es para todos. Si has descuidado las atenciones hacia tu gato o no le has preparado adecuadamente para su llegada puede ocurrir que tu gato se sienta triste y desplazado.
  • Adopción de un perro o gato: La "competencia" por la comida, el mejor lugar del sofá o tus caricias pueden provocar tristeza y depresión graves en tu gato. Ante la llegada de un nuevo miembro es muy importante seguir prestando atención a nuestro felino
  • Enfermedad: Como comentábamos al inicio de este artículo, una enfermedad puede cambiar radicalmente el carácter de nuestro gato haciendo que se encuentre apático, sin ganas de comer y triste. Acudir al veterinario es imprescindible siempre que detectemos cualquier anomalía.
  • Estrés y ansiedad: Las riñas, los castigos, los malos tratos e incluso la falta de alguna de las libertades del bienestar animal pueden repercutir en altos niveles de estrés y ansiedad. Es muy importante ofrecer a nuestra mascota los mejores cuidados para que se sienta feliz de estar a nuestro lado.
  • Shock traumático: Una agresión o una experiencia terrible pueden llevar a nuestro gato a padecer depresión y tristeza. En estos casos lo ideal es acudir al especialista para que nos ofrezca pautas personalizadas para el caso en concreto.

Cada uno de estos motivos puede afectar o no a la mascota y es que solamente si la conocemos bien podremos determinar qué factores han alterado la seguridad y tranquilidad del gato. Estas causas si recaen de forma grave en la psicología de nuestra mascota pueden ser la causa de la desgana, la apatía e incluso niveles altos de estrés, dependerá del caso.

Casos graves de depresión en gatos

Si has seguido los consejos anteriormente comentados durante al menos una semana y no observas una mejora importante en el comportamiento de tu gato debes sopesar acudir a un especialista.

El veterinario puede recomendarte el uso de medicamentos ya que en el mercado encontramos variantes de antidepresivos dedicados exclusivamente a animales. No obstante, este tipo de fármacos pueden traer consecuencias graves, creando animales adictos o que requieran de un tratamiento de por vida. Las terapias alternativas como la homeopatía también pueden ayudar.

A tu elección queda elegir qué tipo de tratamiento va a recibir tu mascota aunque eso sí, sigue estrictamente los consejos del profesional para evitar que el problema se alargue en el tiempo. No olvides que cuanto más arraigada tenga la conducta el gato, más difícil será tratarla.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato está deprimido - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas mentales.

Pin
Send
Share
Send
Send