Animales

Cómo medir la temperatura a un perro

Pin
Send
Share
Send
Send


La fiebre en los perros es un mecanismo de defensa que utiliza el organismo de los canes para combatir a los agentes patógenos, debido por ejemplo a una infección o inflamación. Si sospechas que tu perro tiene la temperatura corporal elevada, lo mejor será que salgas de dudas y le tomes la temperatura, solo de este modo sabrás si realmente es necesario acudir al veterinario.

En este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos cómo tomar la temperatura a un perro, si es posible tomar la temperatura del perro sin termómetro, cómo saber si un perro tiene fiebre y lo más importante, saber qué debes hacer y cómo proceder. ¡Sigue leyendo!

¿Cuál es la temperatura normal de un perro?

La temperatura normal de un perro no es la misma que la del ser humano. Antes de empezar debemos identificar cuál es en cada etapa de su vida:

  • Cachorro: 34,4ºC - 36,1ºC
  • Adulto: 38,5ºC - 38,9ºC
  • Anciano: 38,5ºC - 38,9ºC
  • Embarazadas: 37ºC

Como has observado, la temperatura media del perro se sitúa entre los 38,5ºC y los casi 39ºC. No obstante los cachorros y las embarazadas, al igual que los perros enfermos, pueden experimentar alteraciones en su día a día o en situaciones concretas, como es el parto.

Recuerda que los cachorros aún no pueden regular bien la temperatura corporal, por lo que precisarán cuidados especiales de los cachorros como puede ser la utilización de una manta térmica entre otros. Generalmente, entre el mes y los dos meses de edad, es cuando empiezan a mantenerse en una temperatura estable. Así mismo, la temperatura de las perras embarazadas también puede variar en el momento del parto.

¿Cuándo un perro tiene fiebre?

Una vez hemos podido identificar los valores normales en los perros, nos preguntaremos cómo saber si un perro tiene fiebre, ¿cierto? No obstante, es mucho más sencillo de lo que parece: un perro tiene fiebre cuando su temperatura corporal supera los valores normales.

Por tanto sabremos que un perro tiene fiebre cuando sus valores se encuentren entre los 39ºC y los 40ºC, pero además, cuando la temperatura del perro supere los 40ºC deberemos preocuparnos realmente, acudiendo a un veterinario de urgencias si fuese necesario.

¿Cómo tomar la temperatura a un perro con termómetro?

Para empezar necesitarás un termómetro. Quizás estás planteándote comprar un termómetro para perros específico, no obstante, puedes usar el tuyo propio y después desinfectarlo adecuadamente con alcohol. A continuación te mostraremos cómo tomar la temperatura de un perro con un termómetro digital o de mercurio, no obstante, te aconsejamos hacer uso de uno digital, pues es mucho más seguro.

¿Cómo y dónde poner el termómetro a un perro?

Cuando tomamos la temperatura a un perro debemos colocar el termómetro en el recto. Es una forma rápida, eficaz y fiable de identificar la temperatura de nuestro perro. Podemos facilitar la introducción mojando el termómetro o añadiendo vaselina. Debemos introducirlo en el recto con suavidad y esperar el tiempo necesario. Así de fácil.

¿Cómo tomar la temperatura a un perro sin termómetro?

Podemos tomar la temperatura a un perro mediante la palpación de axilas e ingles, no obstante, es importante señalar que este método no es 100% fiable, especialmente si no estamos habituados a llevar a cabo esta práctica. Aún así, debes saber que los ganglios linfáticos de los perros se encuentran en estas zonas y ante una fiebre inesperada observaríamos un hinchazón y calentura poco habitual.

También podemos realizar la palpación en otras zonas del cuerpo, como nariz, patas y orejas, pues son otras zonas que pueden advertirnos de la presencia de fiebre en nuestro can. Si las tocas y presentan una anormalidad no lo dudes y acude cuanto antes al especialista. De todas formas estas zonas del cuerpo presentan temperaturas variables por lo que no se trata de un método precisamente seguro.

Cuando la temperatura corporal del perro es baja

La baja temperatura corporal puede ser síntoma de que algo no marcha bien y te recomendamos igualmente acudir al especialista. La hipotermia puede ser una de las causas de temperatura excesivamente baja. ¿Por qué aparece la temperatura baja? Puede ocurrir en distintos momentos de la vida de un perro: cuando es cachorro, joven, anciano, en el parto o ante un ambiente gélido.

Ante una temperatura excesivamente baja deberás intentar proteger a tu mascota ofreciéndole calor entre mantas y caricias para mantenerla despierta. Puedes ayudarte de una sopa caliente (siempre sin sal ni cebolla) así como de alimento húmedo caliente, que es más apetitoso.

¿Cómo bajar la fiebre a un perro?

Cuando nuestro perro presenta temperatura alta debemos saber que estamos ante un problema de salud, por ello, la asistencia veterinaria es indispensable. Solo el especialista podrá determinar la causa del problema y ofrecernos un diagnóstico, además de prescribirnos un tratamiento adecuado para el caso.

En ningún caso debemos automedicar a nuestro perro, mojarle o utilizar otros métodos para bajar su temperatura corporal. Recuerda que puede tratarse de una leve molesta o de una alteración del sistema inmunológico del perro, aunque de la misma forma podría ser una infección grave. Descarta cualquier duda en la consulta veterinaria o si consideras que tu perro está muy grave llama a uno que visite a domicilio.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo tomar la temperatura a un perro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

¿Se puede medir la temperatura a un perro sin termómetro?

La respuesta es sí. Aunque lo primero que tienes que tener claro es que la temperatura corporal de un perro oscila entre los 38 y 38,8 ºC. Si no tienes un termómetro en casa, puedes hacerlo de forma manual de la siguiente manera:

  • A través de las orejas y las patas. Tocando alguna de estas partes del cuerpo de tu perro puedes deducir si su temperatura es elevada o no. Si alguna de ellas, o ambas, están muy calientes, es muy probable que tenga fiebre. Para asegurarte, acerca tus mejillas o alguna otra parte sensible a estas y confirma si están menos calientes que las patas o las orejas de tu mascota.
  • La nariz. La nariz de tu perro también puede determinar si el animal tiene fiebre o no. Para medir la temperatura a un perro a través de la nariz tienes que poner tu mano sobre ella, debe estar caliente y por norma general tendrá una secreción de color amarillento o verdoso. Que la nariz esté seca normalmente no es un signo de temperatura elevada.
  • La ingle y axilas. Estas son partes muy sensibles de tu mascota que generalmente suelen mantenerse frías, lo cual significa que si están calientes es posiblemente porque tu perro tiene fiebre.
  • La boca. Al igual que a nosotros, a tu perro también se le seca la boca cuando tiene fiebre, lo cual podría hacer que sus encías tengan una apariencia seca, apagada y pál >

Ahora bien, además de estas formas, se puede medir la temperatura a un perro con el termómetro, la pregunta es ¿cómo hacerlo?

Escoge un termómetro adecuado

Seguro que en cuanto intentes poner el termómetro a tu perro este se lo querrá quitar, si lo consigues, es más que probable que logre quitárselo. Aún si te esfuerzas por mantenerlo quieto, es muy posible que consiga tirarlo. ¿Qué hacer para remediar esto?

Lo mejor es que te hagas con un termómetro de lectura rápida y material irrompible. De esta forma será mucho más fácil lograr medirle la temperatura, ya que no tendrá que tenerlo tanto tiempo puesto.

Elige la postura correcta

La mejor postura para tomarle la temperatura a un perro es que esté de pie, ya que la más fiable es la rectal, la cual se obtiene colocando el termómetro en el recto del animal. Seguramente necesitarás ayuda para hacer que permanezca en esa postura. No olvides desinfectarlo una vez tomada la temperatura a tu mascota.

Ten en cuenta el momento

Hay circunstancias y momentos en los que la temperatura de tu perro puede elevarse y no tiene por qué ser fiebre causada por una enfermedad. Por ejemplo, si hay una perra en celo cerca, si os acabáis de mudar, por ir en transporte o después de hacer ejercicio.

Si ves a tu perro cansado durante alguna de estas situaciones, no creas que puede tener fiebre. Déjalo descansar y observa si todo vuelve a la normalidad. Si es así, puedes estar tranquilo.

Ya ves que con estos prácticos consejos, medir la temperatura a un perro ya no tiene por qué ser una odisea, sino una labor mucho más fácil de lo que creías.

Antes de ver cómo tomar la temperatura a un perro, ¿cuál es su temperatura normal?

Como decíamos, la temperatura normal en los perros no es la misma que en los humanos. Además, la suya varía en cada etapa de su vida de la siguiente manera:

  • Cachorro: 34,5 – 36ºC
  • Adulto y anciano: 38,5 – 39ºC
  • Perra preñada: 37ºC

Podemos establecer que la temperatura media de los perros está en los 38ºC. Mucho más alta que la nuestra, ¿verdad? Además, esta también puede variar en momentos determinados (que no tienen por qué ser una enfermedad), como por ejemplo el parto.

Los perros cachorros no pueden regular ellos mismos su propia temperatura, por eso en ocasiones pueden tiritar. Si tienes un cachorro en casa, procura que tenga siempre a su alcance una mantita, especialmente si es época de frío, además de poner su camita en un lugar cálido y confortable. La temperatura de los perros se empieza a estabilizar a partir de los dos meses de edad aproximadamente.

¿A partir de qué temperatura se considera fiebre en un perro?

(Foto via: mundoperros)

En los seres humanos, por lo general decimos que nuestra temperatura normal son 36ºC, algo menos en algunas personas. Consideramos fiebre a partir de los 37ºC. Los perros, al tener una temperatura media basal algo más alta, su fiebre se sitúa a partir de los 39ºC. Si pasan de 40ºC, la cosa empieza a ser grave. Siempre que tu perro tenga fiebre, ¡acude al veterinario lo antes posible!

Qué hacer si la temperatura es muy baja

Ahora que ya sabes cómo tomar la temperatura a un perro, falta saber cómo reaccionar si los resultados son distintos a los que nos gustarían.

Si la temperatura de tu perro es demasiado baja, lo mejor es acudir al veterinario cuanto antes, ya que posiblemente se deba a un episodio de hipotermia.

Mientras llega el momento de la consulta con el veterinario, protégelo del frío todo lo que puedas, es esencial mantener el calor que tiene en su cuerpo e intentar subirlo. Tápalo con mantas y mantén su atención con palabras y caricias para que se mantenga despierto. Puedes intentar que coma algo, calentando un poco de alimento húmedo para perros.

¿Y si la temperatura es demasiado alta?

Una temperatura demasiado alta en tu perro indica fiebre, que es síntoma de enfermedad. De igual manera, acude al veterinario. Podría ser un problema leve o grave, y eso sólo lo puede deducir un especialista. Recuerda siempre comentarle todos los detalles que sea posible recordar y pregunta todas tus dudas.

Pin
Send
Share
Send
Send