Animales

La alimentación de tu cachorro

Pin
Send
Share
Send
Send


El dietista canino Carlos Alberto Gutiérrez, autor de la página web Nutricionista de Perros, ofrece sus consejos para una comida perruna más sana

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Última actualización: 2 de junio de 2018

¿Sabía que los perros también pueden comer algunos alimentos humanos, y hasta verduras como el brócoli y las judías verdes? ¿Y que el yogur puede hacer que un can sin apetito lo recupere? ¿Tiene claro cómo preparar deliciosas galletas caseras para perros, con un poco de crema de cacahuete en menos de 10 minutos? El veterinario y nutricionista canino Carlos Alberto Gutiérrez, autor de la página web Nutricionista de Perros, comparte sus trucos caseros para alimentar de forma más natural (y sana) al can.

2. El pollo es un alimento del súper que pueden comer los perros

"Las recetas para perros deben tener como base la carne, proteínas de calidad como las del pollo o la ternera"

Existen alimentos del mercado que se pueden comprar para el can y hacer recetas caseras, entre ellos, y sobre todo, están los alimentos que cuentan con proteína animal de calidad, como el pollo y la ternera. Estos alimentos de proteína son la base para preparar cualquier tipo de receta casera para canes, bien como premio o bien como parte de su dieta habitual, siempre bajo la supervisión de un veterinario o nutricionista. ¿Otro ejemplo? El pescado es otra fuente de proteína de calidad para alimentar al perro.

3. Frutas y arroz también son para los perros

La manzana (sin semillas) o el plátano son algunas de las frutas que se pueden ofrecer al can como premio saludable. Pero siempre que se eviten los alimentos peligrosos para canes (como la cebolla o el ajo) también se pueden preparar recetas que incluyan un poco de pasta o de arroz.

4. El yogur es un buen premio, y anima a comer al perro

"El yogur natural es un premio para los perros, que ayuda a comer a los que no tienen apetito y que es recomendable para los que tienen tendencia a los cálculos renales"

El yogur natural, sin azúcar ni aditivos, es otro de los alimentos pensados para humanos que el perro puede comer de vez en cuando como premio. El yogur puede despertar el interés del can por su comida. Es un ingrediente novedoso con un sabor nuevo, y esto anima a muchos perros sin apetito a recuperarlo.

Para introducir el yogur en el alimento del can hay que verter una cucharada sobre sus croquetas. Con ello, además, estará ayudando a sus intestinos a trabajar mejor. El yogur también es recomendable para los perros con tendencia a crear cálculos renales.

5. Verduras variadas para perros

En general, todas las verduras son buenas para los canes y pueden ayudar a crear una alimentación más natural para ellos. Lo importante es la variedad y recordar que no pueden ser el ingrediente principal de la dieta del perro, ya que su alimentación debe tener siempre una base principal de proteínas de la carne.

Aunque las verduras sin más, solas, no es algo que en general les guste, sí se pueden usar con otros alimentos sanos sabrosos, como el pollo, para incorporarlas poco a poco en su dieta. Cuando se cocinan bien, los canes se las comen con mucho gusto.

7. Y naranjas: calabaza y zanahorias

Aunque las verduras verdes con mis preferidas para complementar las recetas caseras para canes, también hay otras verduras que son beneficiosas para ellos, como la zanahoria o la calabaza. Pero, insisto, cuando se trata de verduras, incorporar cierta variedad en la dieta es lo más sano.

8. Premios de cacahuete para hacer en casa

Las galletas caseras de cacahuete para perros son muy fáciles de preparar en casa y resultan un buen premio sano para el can. El cacahuete es además una excelente fuente de ácidos grasos que ayudan a mantener la piel sana y también a cuidar su pelo. Además, esta mantequilla es una crema rica en grasa que resulta un alimento irresistible.

La elaboración solo lleva diez minutos. Mezcle 125 mililitros de agua, 150 gramos de harina de trigo y tres cucharadas soperas de mantequilla de cacahuete. Precaliente el horno a 180 ºC, mezcle los ingredientes en un recipiente, extienda la mezcla, córtela con el molde de repostería que prefiera e introdúzcalas en la bandeja del horno. Ahora solo falta esperar unos 30 minutos a que las galletas estén doradas y dejarlas enfriar a temperatura ambiente antes de ofrecérselas al perro. Tendrá entre 20 y 30 galletas para sorprender (y poner feliz) a su amigo.

Con qué alimentar a tu cachorro

La leche materna es el primer alimento ideal para un cachorro porque es rica en todos los nutrientes necesarios para que el perrito crezca sano y fuerte. Aunque los cachorros están listos para destetarse entre las seis y las ocho semanas de edad, la mayoría empiezan a mostrar interés por los alimentos sólidos a las tres o cuatro semanas, ¡normalmente retozando en el plato de su madre y lamiendo la comida de sus patas!

Éste es el mejor momento para empezar a ofrecerles una fórmula de alimentación para cachorros. Si eliges una comida seca, añádele agua y tritúrala hasta formar una papilla. A medida que el cachorro crezca, ve añadiendo menos agua y ofrécele la comida cada vez más seca. No caigas en la tentación de destetarlo demasiado pronto, ya que cambiar a una dieta exclusivamente sólida demasiado pronto puede perjudicar el sistema digestivo inmaduro de tu cachorro.

Los perritos están deseando conocer el mundo que les rodea y necesitan un montón de energía para explorarlo. En lo que respecta a cómo alimentar a un cachorro, la comida para cachorros industrial está diseñada para proporcionarle una combinación totalmente equilibrada de los nutrientes que necesita. Los alimentos para cachorros contienen más calorías sin aumentar la cantidad, por lo que proporcionan la energía que necesitan para desarrollar su cuerpo y su cerebro sin sobrecargar su delicada tripita.

Las fórmulas de alta calidad para cachorros contienen gran cantidad de proteínas fáciles de digerir para favorecer el desarrollo saludable de los tejidos y de los órganos, y mayores niveles de minerales esenciales como calcio, fósforo, magnesio,zinc y hierro, así como vitamina D para ayudar a que sus huesos y sus dientes crezcan fuertes. Por eso, a menos que tu veterinario te recomiende lo contrario, no es necesario que des a tu perrito ningún suplemento si le estás alimentando con una comida para cachorros completa.

Qué cantidad de comida debes dar a tu cachorro

¡Con mucha frecuencia, los perritos pueden comer más con los ojos que con el estómago! Para mantener el equilibrio adecuado entre lo que necesita y la sobrealimentación, dale pequeñas cantidades de comida con frecuencia. Esto dependerá de su edad, tamaño y de las recomendaciones de tu veterinario. Empieza con una cucharada de comida cinco veces al día mientras tu perrito todavía mama, y guíate por la siguiente pauta general:

  • Desde el inicio de la alimentación sólida hasta el destete (normalmente dos meses): 4-6 comidas al día.
  • De los dos a los tres meses: 4 comidas al día.
  • De los cuatro a los seis meses: 2-3 comidas al día.
  • Después de los seis meses: 2 comidas al día (dependiendo de la raza).

No atiborres a tu cachorro, ya que demasiada comida puede perjudicar su sistema digestivo o ejercer una presión innecesaria sobre su esqueleto si gana demasiado peso en un periodo corto de tiempo. Ninguna de estas dos cosas es buena para la salud de tu perrito, así que ten cuidado al planificar sus comidas.

Lee siempre atentamente las instrucciones de alimentación del envase de su comida, ya que constituyen un buen punto de partida. La cantidad exacta de comida para tu cachorro puede variar dependiendo de su edad, raza, estado de salud y grado de energía: ¡los cachorros más juguetones queman más energía, por lo que necesitan más combustible! Utiliza nuestra herramienta de acondicionamiento físico para medir a tu perrito y asegurarte de que está creciendo adecuadamente y que no tiene falta ni exceso de peso.

Pesar al cachorro periódicamente te permitirá estar seguro de que tiene el peso correcto para su edad, tamaño y raza. Puedes hacerlo en casa, pero si no estás seguro de cómo hacerlo, pide a tu veterinario que te enseñe o que lo haga por ti durante un chequeo.

Cómo alimentar a un cachorro recién nacido

Lo ideal es que sea la madre quien amamante a su cachorro hasta que tenga unas ocho semanas de vida. Si disponemos de esta opción, debemos dejar que el cachorro se alimente de su madre tantas veces cómo quiera al día, hasta que se produzca el destete de forma natural (sobre las ocho semanas de vida).

Si por desgracia no disponemos de esta opción, debemos alimentar a nuestro cachorro recién nacido o con unos días de vida única y exclusivamente con leche especial para perros, de venta en cualquier clínica veterinaria. Nunca debemos dar a un cachorro tan pequeño leche de vaca o alimentos sólidos, ya que podríamos matarlo.

Los cachorros recién nacidos o con pocas semanas de vida sólo pueden alimentarse de la leche de su madre o en su defecto de la leche especial para perros. Este tipo de leche dedicada a los cachorros se debe administrar mediante un biberón, ya que el cachorro buscará la mama de su madre y la tetina del biberón es lo más parecido.

Un cachorro debe alimentarse con leche especial para perros hasta que tenga de seis a ocho semanas de vida. Los cachorros tan pequeños deben comer entre cuatro y cinco veces al día, siendo recomendable cinco.

Cómo alimentar a un cachorro de un mes de vida

Tal y cómo hemos explicado anteriormente, los cachorros deben tomar leche de su madre o leche especial para perros hasta que tengan de seis a ocho semanas de vida, durante las cuales también seguirán tomando en conjunto con el puré especial para hacer el cambio a alimentación sólida.

Los cachorros de con un mes y medio de vida pueden comenzar a tomar puré en alguna de sus tomas, mientras que en las demás mantendremos la leche. Cuando ya tienen esta edad debemos alimentarlos cuatro veces al día.

A partir de los dos meses de vida ya podemos comenzar a mezclar alimentos sólidos con el puré e ir retirando el puré progresivamente, hasta dejar solamente alimentos sólidos. A partir de los tres meses de edad podemos reducir sus tomas a tres veces al día, siendo recomendable repartirlas entre desayuno, comida y cena.

¿Cuál es la mejor alimentación sólida para un cachorro?

Puede entenderse cómo cuál es el mejor pienso para cachorros, ya que el pienso es seco y duro. Pero en realidad nos referimos a alimentación sólida a aquella no es leche materna, es decir, los piensos semi-húmedos y las lastas de carne también son una excelente opción para alimentar a nuestro cachorro.

Debemos tener en cuenta varios factores para elegir el mejor pienso para nuestro cachorro, el primero es el tamaño de su raza. No es lo mismo un pienso para perros de razas pequeñas que un pienso para perros de razas grandes. El tamaño de las croquetas y los ingredientes, están enfocados al tamaño de la boca de nuestro cachorro y a su velocidad de crecimiento.

Por ello debemos elegir entre piensos para cachorros de razas pequeñas o para perros de razas grandes. Podemos valorar entre los mejores piensos para perros y elegir su versión para cachorros o comenzar con una alimentación a base de productos frescos, lo que se denomina Dieta Barf.

Si tienes alguna consulta puedes dejarla en los comentarios, no es necesario registro. Respondemos al 100% de las consultas.

Pin
Send
Share
Send
Send